Importar carne de cerdo es cada vez más común ya que la carne de cerdo escasea hoy en día en el mercado mundial. Los grandes acuerdos de desarme arancelario todavía no han conseguido eliminar todas las barreras entre los bloques implicados. Por ser un sector estratégico ganadero y alimentario, de fijación de población rural, altamente controlado, con crucial importancia para la sanidad alimentaria, los gobiernos no se ponen de acuerdo fácilmente en cómo desarmarse de barreras técnicas y arancelarias.

Importar carne de cerdo

Lo que nos ocupa es la importación de este tipo de carne desde España. Hay grandes productores a nivel europeo y mundial, pudiendo conocerlos a todos en ANUGA y SIAL, las dos ferias donde el sector cárnico está mejor representado en Europa.

Para importar carne de cerdo de Europa, no tendremos restricciones. Solo los controles habituales de trazabilidad y sello (óvalo sanitario) del matadero.

Dependiendo de la parte del despiece de cerdo que estemos buscando, encontraremos proveedores en diferentes países. Lo más difícil hoy en día es encontrar las partes de la cabeza del cerdo. La carrillada, la máscara, orejas y demás partes gelatinosas son especialmente difíciles de encontrar. Esto se debe a que China absorbe prácticamente todo lo que se produce a nivel mundial, .

Para los mataderos europeos es mucho más rentable enviar una cabeza completa a China, que despiezarla y venderla en Europa. Todos los mataderos se están certificando para poder vender a China y así poder rentabilizar producciones.

Los jamones, las puntas de solomillo y magros, se están quedando en Europa para elaborae productos de valor añadido. Sin embargo, la cabeza de cerdo está escasenado de manera alarmante.

Renovación del sector

Tres de las 5 principales plantas deshuesadoras de cabeza de cerdo han desaparecido. Las que quedan se están deslocalizando a países más baratos en mano de obra intensiva. Ejemplo de ello son, principalmente, Polonia, República Checa y Lituania.

Estos países poco a poco se van profesionalizando y tecnificando, gracias a que esta industria no necesita tecnología sofisticada. Toda la industria se está polarizando en éstas áreas, creando un tejido productivo nuevo, o al menos, más profesionalizado.

Aunque España sea un gran productor de cerdo, es una oportunidad la importación desde estos países en determinadas épocas del año. Carrillada de Polonia o jamones y puntas de solomillo de Italia, Dinamarca y Alemania, son una alternativa muy válida para incorporar a nuestras cadenas de producción y comercialización en España.

En Linkingmarket podemos ayudarle si se está planteando la importación de carne de cerdo para mejorar los beneficios de su empesa.